Luchando contra el estigma en salud mental en el ámbito sanitario

Consejos para pasar a la acción
Maria Lomascolo
Maria Lomascolo
Responsable de salud mental y estigma en el ámbito sanitario
Obertament
Estigma ambito sanitario

Los tabúes y los prejuicios vinculados a las problemáticas de salud mental dificultan que se pueda hablar abiertamente incluso con los entornos más cercanos. El secretismo y la ocultación se convierten en los principales recursos que las personas que pasan por una problemática de salud mental utilizan a la hora de evitar el estigma y la discriminación. Asimismo, el estigma actúa como principal barrera que impide que se solicite ayuda, limitando también el acceso a la atención sanitaria necesaria.

Acceder a atención sanitaria es el primer paso para afrontar el malestar e iniciar el camino de la recuperación. En este sentido, los centros de salud y los profesionales sanitarios se erigen como agentes clave a la hora de desestigmatizar las problemáticas de salud mental y de luchar contra la discriminación. 

A priori se podría pensar que los profesionales de la salud, por tener ciertos conocimientos sobre salud mental, deberían estar exentos de estereotipos y prejuicios. La realidad es que el estigma y la discriminación no están vinculadas al desconocimiento de las patologías y los síntomas, ni pertenecen sólo a esa parte del público general que vive aparentemente al margen de las problemáticas de salud mental.

El estigma nos afecta a todos, forma parte del imaginario social colectivo y nos afecta a todas las personas de una forma u otra. Los profesionales sanitarios no están, por tanto, libres de prejuicios y pueden caer en conductas discriminatorias que, a su vez, pueden incidir en la calidad de la atención que reciben las personas.

Hay que tener presente que los profesionales sanitarios son uno de los colectivos profesionales más comprometidos con la lucha contra el estigma y que llevan años transitando en el camino de erradicar el estigma y la discriminación en salud mental. Esto no quiere decir que no quede mucho camino por recorrer. De hecho, a nivel internacional sigue apareciendo una gran variedad de proyectos e intervenciones nuevas con el objetivo de luchar contra el estigma en salud mental en el ámbito sanitario.

Desde Obertament, en el marco del proyecto de lucha contra el estigma en el ámbito sanitario, acompañamos a profesionales y centros de salud que quieren hacer frente al estigma y seguir recorriendo el camino de la mejora continua.

A continuación, destacamos algunos consejos para aquellos profesionales sanitarios que quieran dar un paso más en la lucha contra el estigma y pasar a la acción.

  1. Reconoce los propios prejuicios y conductas discriminatorias en las que puedes caer.
    Con frecuencia es fácil reconocer que el estigma existe, pero resulta más difícil verlo en nosotros mismos. Ninguna persona está libre de prejuicios, aceptar que están presentes es el primer paso para hacerle frente. Hay que reconocer que puedes equivocarte y caer en conductas discriminatorias, te permitirá mejorar como profesional. 
  2. Conoce los hechos.
    Conoce cuál es la realidad de convivir con una problemática de salud mental, infórmate y no te quedes sólo con los prejuicios. Los profesionales de la salud pueden estar sometidos a un sesgo, que resulta de estar en contacto frecuente con personas que se encuentran en situación de crisis y con contacto limitado o casi inexistente con personas recuperadas o en períodos de estabilidad. Esta dinámica refuerza los estereotipos e incrementa los prejuicios creando un círculo que alimenta el estigma. Es importante acercarse a la realidad de convivir con una problemática de salud mental en su totalidad.
  3. Fórmate.
    Fomenta que se implementen formaciones en tu centro, para que todos los profesionales puedan acercarse a la realidad del estigma y la discriminación en el ámbito sanitario y adquirir herramientas para hacerle frente. Es difícil luchar contra el estigma en una profesión que implica altas cargas de trabajo y un día a día en el que, lo que es urgente, está por encima de lo importante.
    La mejor herramienta para combatir el estigma es la formación, por el simple hecho de que nos permite detenernos, focalizar la atención en el estigma y generar espacios de reflexión que permiten generar diálogo y analizar grupalmente cómo luchar contra el estigma.
  4. Sé cuidadoso con el lenguaje.
    El lenguaje que utilizamos es relevante e influencia la forma en que nos relacionamos con los demás. La forma en la que interlocutamos tiene mucho peso. Fíjate en el lenguaje interno que usas cuando hablamos con tus compañeros. Sé consciente del lenguaje que utilizas y promueve el uso de un lenguaje no discriminatorio.
  5. Educa a los demás.
    Una de las mejores vías para luchar contra el estigma y contra las discriminaciones es no ser cómplice de situaciones en las que te sitúas como actores secundarios. Transmite tu conocimiento y no toleres las actitudes o conductas discriminatorias. 
  6. Céntrate en lo positivo.
    El imaginario colectivo está lleno de ejemplos de estereotipos negativos hacia las personas con problemáticas de salud mental. Es importante reforzar las historias en positivo y visibilizar lo que no tenemos presente, aunque a menudo sea lo más habitual. Siempre y cuando puedas contrarrestar los estereotipos con historias en positivo.
Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 2 de Mayo de 2022
Última modificación: 2 de Mayo de 2022
Maria Lomascolo

Maria Lomascolo

Responsable de salud mental y estigma en el ámbito sanitario
Obertament