La importancia de cuidar la autoestima

Se construye a lo largo de toda la vida y bajo la influencia de los demás
Dra. Antonia Pades Jiménez
Dra. Antonia Pades Jiménez
Enfermera y Doctora en Psicología. Profesora titular.
Universitat de les Illes Balears
autoestima

En el momento actual tan crucial y difícil como el que estamos viviendo provocado por la pandemia de la COVID-19, resulta muy difícil hablar de la autoestima. Autoestima relacionada directamente con las habilidades sociales, el bienestar emocional y la felicidad.

Todas y todos queremos recetas mágicas para «el aumento de la autoestima» en busca de esta felicidad, sobre todo en los libros de autoayuda que estratégicamente colocan en las estanterías algunas librerías, para su rápido consumo.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es aquello invisible que no se ve, no se oye, no se toca, pero que existe y sentimos. La autoestima forma parte del auto concepto o el self, el concepto que tiene una persona de sí misma. Se construye a lo largo de la vida, es oscilante y depende de muchos factores.

El autoconcepto tiene varias partes interrelacionadas:

  • La autoestima: cómo me estimo a mí mismo.
  • La identidad personal: quién soy yo.
  • La identidad social: qué soy yo.
  • La imagen corporal: cómo me veo.
trastorno conducta alimentaria

La pandemia dispara los casos de anorexia y bulimia

Así, hablando hoy de la autoestima sería «cómo me siento en relación con mis destrezas», «soy útil o inútil», «soy capaz de realizar una tarea determinada», por otro lado, y también dentro de la autoestima «me merezco ser quien soy». La autoestima dependerá de la evaluación de mis capacidades y del merecimiento.

Además, la autoestima está influenciada por la percepción que yo tenga sobre mi autoestima a través de los otros, es decir, cómo creo que las otras personas me ven a mí. Y esto es lo que complica el asunto. Es decir, el propio valor de mi yo, a través de los otros.

Resumiendo, un nivel de autoestima alto depende de mí, y de mi relación con las demás personas, en términos de utilidad y merecimiento. Lo que está claro es que siempre nos miramos a través de los demás. Cómo pensamos que los otros nos ven. Por ese motivo, estamos tan pendientes de sus evaluaciones. Ello nos puede hacer mucho daño a diferentes niveles.

¿Cómo mejorar la autoestima?

Sabemos que eso no es fácil. Somos seres sociales, vivimos en sociedad y necesitamos a los demás. Ello nos obliga a ajustarnos a las situaciones sociales de manera adaptativa. En ocasiones, somos capaces de opinar y expresar nuestros sentimientos. Sin embargo, en otras permanecemos en silencio o cambiamos de tema, para evitar el conflicto. Las habilidades sociales se relacionan con la autoestima.

Si me veo bien, me siento bien conmigo misma, sobre todo si me ocupo en una tarea atrayente y reforzadora, si creo en la persona que soy, atiendo a mi grupo de pertenencia (familia y amigos) como valioso, me coloco retos y metas que puedan ser alcanzables con la actitud hacia el compromiso y el esfuerzo, seguramente nuestros niveles de autoestima serán óptimos.

La idea es que quieras mejorar y evolucionar, esforzándote siempre en hacer las cosas mejor.

También es importante que, al conseguir tus metas y retos, ser capaz de percibirlas como éxitos propios, y no fruto del azar o de la suerte. Y sobre todo si dejo de darle importancia a lo que los otros vean en mí, y a su propia evaluación, probablemente seré más feliz y mantendré mi autoestima en niveles óptimos.

Por otro lado, no te penalices si te caes y debes volver a levantarte. La vida está llena de altibajos. Vivimos en un entorno y mundo cambiante, complejo, amenazante, fruto de situaciones críticas, novedosas e incontrolables como las vividas en estos momentos.

Ahora más que nunca, precisamos contar con recursos individuales como la autoestima que nos permitan vivir y sobrevivir con el menor gasto y daño posible, conservando nuestro bienestar emocional.

Cuidemos la autoestima y sobre todo recuerden, que ella nos acompaña a lo largo de nuestra vida, pudiendo ser nuestra gran amiga aliada o nuestra enemiga.

Foto de wayhomestudio - www.freepik.es

Publicación
03 de Febrero de 2021
Última modificación
03 de Febrero de 2021
Colectivos
Adolescencia
Ciudadanía
Infancia
LGTBIQ+
Mujer
Personas mayores
Temas
Autoestima
Aumento de peso
Empoderamiento
Habilidades sociales
Resiliencia
Pérdida de peso
Sentimiento de culpa
Tristeza
Dra. Antonia Pades Jiménez

Dra. Antonia Pades Jiménez

Enfermera y Doctora en Psicología. Profesora titular.
Universitat de les Illes Balears

Destacamos

Artículo

Factores protectores frente al suicidio

Resiliencia
Blog

Actitudes que ayudan a ser resilientes

La autoestima tiene una relación directa con la capacidad de adaptación
Educación emocional
Blog

Educación emocional de niños y jóvenes

Claves para acompañar la resolución de conflictos
ansiedad infantil
Blog

La ansiedad en la infancia y adolescencia

Un problema frecuente pero no siempre sinónimo de enfermedad
Cristina Rubio
Testimonio

«Si sufres acoso, tú no tienes la culpa»

Cyberbullying
Blog

¿Qué es el ciberacoso?

Claves para identificar el acoso en la red y actuar
Trastornos mentales infancia
Blog

Señales de alarma en la detección de los trastornos mentales en la infancia y adolescencia

La detección temprana es importante para una mejor recuperación
duelo por pérdida por suicidio
Blog

Las reglas del duelo en una pérdida por suicidio

El duelo que conlleva una pérdida por suicidio, todavía invisibilizada socialmente y sujeta al estigma y a numerosos mitos, supone un difícil viaje para quienes lo viven
maltratos infancia
Blog

Los maltratos en la infancia y la adolescencia

El silencio, la culpa o la vergüenza son factores que dificultan la detección de los casos y, por tanto, de ser tratados de forma precoz
Artículo

Hacia un acompañamiento en salud mental con perspectiva joven

La educación emocional tendría que ser de obligatoriedad en los currículums escolares