El modelo catalán de atención en salud mental en el ámbito de justicia juvenil

Noemi del Prado
Noemí del Prado Sánchez
Psicóloga Clínica. Referente Clínico de la Unidad Terapéutica del Centro Educativo Els Til.lers
Parc Sanitari Sant Joan de Déu
Maria Ribas Siñol
Maria Ribas Siñol
Adjunta a la Dirección de Salud Mental
Parc Sanitari Sant Joan de Déu

La población atendida por los servicios de salud mental dentro del sistema de justicia juvenil presenta una elevada complejidad tanto a nivel clínico y familiar como social. En el territorio catalán se ha desarrollado un modelo de intervención con servicios muy especializados que permite dar respuesta a las necesidades que presentan.

En el momento actual, en Cataluña, se cuenta con diferentes servicios que atienden de manera muy especializada a los adolescentes que presentan problemas de salud mental y/o adicciones y se encuentran cumpliendo una medida judicial. En este sentido, durante el internamiento, y por tanto con privación de libertad, contamos con la Unidad Terapéutica del Centro Educativo Els Til.lers, gestionada por el Parc Sanitari Sant Joan de Déu, que es una unidad de hospitalización para los jóvenes que requieren una intervención intensiva a nivel de salud mental, y contamos también con el Equipo de Salud Mental y Adicciones (ESMIA) que ofrece una atención ambulatoria en los centros educativos de Justicia Juvenil de todo el territorio. Para los jóvenes que se encuentran cumpliendo una medida de medio abierto, la Fundación Hospital Sant Pere Claver gestiona el Equipo de Atención al Menor (EAM), un programa comunitario de elevada intensidad terapéutica para adolescentes que cumplen medidas de libertad vigilada y menores de 14 años no imputables atendidos por la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA). 

Esto ha sido posible gracias al desarrollo que ha habido del marco legal de Justicia Juvenil. Para comenzar, la ley orgánica 5/2000, del 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal del menor (LORPM) y sus modificaciones, la ley 27/2001 de Justícia Juvenil y el Real Decreto 1774/2004, del 30 de Julio, en el que se aprueba el reglamento de la LORPM. Esta ley pone el acento en la importancia de garantizar la asistencia en materia de salud mental y adicciones a las personas privadas de libertad en centros de justicia juvenil, en el marco del derecho a recibir una asistencia sanitaria integral independientemente de si están en un centro privado de libertad o en la comunidad.

En el año 2005 se firma un acuerdo entre el Departament de Justicia y el Departament de Salut, donde se desarrolla todo el programa de atención en salud mental y adicciones en jóvenes que presentan una conducta transgresora. En 2006 se inaugura la Unidad Terapéutica del Centro Educativo Els Til.lers, en Mollet del Vallés contando con 12 plazas de hospitalización para ofrecer un espacio de rehabilitación intensiva e inserción comunitaria para casos con problemática de salud mental.

El 17 de julio de 2017 se firma un nuevo acuerdo de atención entre el Departament de Justícia y el Departament de Salut, donde se destaca la importancia de la colaboración entre los equipos de atención primaria y de salud mental. Se da prioridad a la promoción de la prevención, la adherencia al tratamiento y la rehabilitación psicosocial para garantizar la continuidad asistencial en un entorno comunitario una vez finalizada la intervención a nivel penal.

El Plan Integral de atención a las personas con trastorno mental y adicciones (2017-2019) de la Generalitat de Catalunya, dedica la línea estratégica 7 a la mejora de la atención en salud mental en el ámbito judicial. El Departament de Salut da prioridad a la atención en salud mental y adicciones para hacer efectivo el despliegue de un modelo de atención basado en la comunidad y que tenga en cuenta la atención a los colectivos más vulnerables.

A raíz de estos acuerdos, se promueve la ampliación de la Unidad Terapéutica del Centro Educativo Els Til.lers llegando en septiembre de 2019 hasta un total de 20 camas. Al mismo tiempo, con el objetivo de reforzar y acompañar en el tránsito a un entorno comunitario, se crea la figura del enfermero de enlace, que realiza el soporte y acompañamiento a los jóvenes y sus familias, en coordinación con los diferentes profesionales implicados, para favorecer la vinculación a los servicios de salud mental comunitarios  dando continuidad a la adherencia al tratamiento y  vinculación en salud mental  que se ha ido realizando durante el tiempo que ha durado la medida judicial.

Modelo de atención multidisciplinar biopsicosocial en justicia juvenil

El principal objetivo de la Unidad Terapéutica del Centro Educativo Els Til.lers es ofrecer una atención terapéutica integral e intensiva para conseguir una estabilidad psicopatológica y consolidar la mejoría clínica de los y las adolescentes atendidos. Se les ofrece un elevado soporte para la creación de un proyecto de vida que les permita vivir en la comunidad en libertad.

Frecuentemente, en la adolescencia comienzan a aparecer los primeros síntomas de los trastornos mentales. Es por esto que la intervención intensiva temprana resulta de especial relevancia, dado que se potencia la función de prevención, tratamiento y recuperación de las personas que se encuentran en riesgo de desarrollar un trastorno mental grave. Se detectan signos de alarma relacionados con algún tipo de patología mental, consumo de tóxicos o rasgos de personalidad desadaptativos que corren el riesgo de acabar configurando un trastorno de personalidad. La intervención precoz evita la consolidación y revierte el curso de los síntomas, evitándose la consolidación de un trastorno.

En esta etapa vital adolescente, la influencia de la familia todavía tiene un papel muy relevante y éstas suelen encontrarse con situaciones de elevada complejidad como son las conductas transgresoras de sus hijos, la eclosión de síntomas de trastorno mental o un diagnóstico que no había sido posible realizar. Por otro lado, el adolescente a menudo está en una actitud poco receptiva hacía los padres. Es por esto que los progenitores o tutores requieren de un acompañamiento muy cercano cuando sus hijos realizan conductas que requieren la intervención del sistema judicial. Necesitan no sólo entender lo que les sucede a sus hijos, sino también, pautas y estrategias de relación con éste, modelos educativos más adecuados para fomentar conductas pro sociales, psicoeducación sobre la sintomatología… También necesitan a menudo desculpabilizarse por el incumplimiento de la ley que han realizado sus hijos e hijas, comprensión en relación a su rol como padres y cómo mantener y entender las necesidades de sus hijos e hijas. Por último, las familias necesitan asesoramiento en relación a los recursos comunitarios que pueden dar apoyo en estas situaciones complicadas.

El abordaje de casos con problemas de salud mental o adicciones que ingresan en una unidad terapéutica en el ámbito de justicia juvenil requiere de un equipo multidisciplinar, formado por equipos de psiquiatría, psicología, educación social, integración social, trabajo social, médicos especialistas en tóxicos, terapia ocupacional y enfermería. Las diferentes disciplinas permiten dar respuesta a las diferentes necesidades de cada una de las personas que se encuentran ingresadas e implementar un tratamiento integral y único para cada adolescente. En este sentido, en la Unidad Terapéutica de Justicia Juvenil del CE Els Til.lers se apuesta por un modelo basado en el vínculo, donde los profesionales ejercer un modelaje positivo favoreciendo la mentalización del conflicto y experiencias emocionales correctivas que provoquen cambios en la relación de los chicos con ellos mismos y con el entorno que les rodea. Las técnicas de intervención educativa aplicadas se basan en la disciplina positiva y en técnicas restaurativas, que permiten a los jóvenes un mayor desarrollo de la responsabilización y la capacitación, el empoderamiento y el sentimiento de pertenencia, elementos que quedan limitados dentro de los modelos educativos clásicos.

El enfoque en la intervención, aunque se enmarque dentro de un centro privado de libertad cerrado, tiene una visión comunitaria. Durante el internamiento la persona se va preparando para poder vivir en comunidad, trabajando de manera intensiva en la identificación y el manejo emocional, la resolución de conflictos, la psicoeducación… todo ello con el objetivo de ir acompañando en el desarrollo de la identidad y un proyecto de vida que a menudo han perdido estos adolescentes. Se establecen unos objetivos adaptados a la situación personal, social, clínica, judicial y familiar de cada persona, asimismo todo ello se comparte con la persona en un modelo de decisiones compartidas, donde cada joven pueda vivir las metas como propias e integradas en sus propios deseos y anhelos hacia el futuro. Así mismo, durante el internamiento es posible realizar salidas a la comunidad, siendo éste uno de los principales objetivos y motivaciones que presentan estos chicos y chicas. Mediante un acompañamiento educativo y familiar coordinado éstos pueden reincorporarse a su vida en la comunidad, reduciéndose así el riesgo de recaída clínica y de reincidencia delictiva.

Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 16 de Enero de 2023
Última modificación: 16 de Enero de 2023
Temas
Noemi del Prado

Noemí del Prado Sánchez

Psicóloga Clínica. Referente Clínico de la Unidad Terapéutica del Centro Educativo Els Til.lers
Parc Sanitari Sant Joan de Déu
Maria Ribas Siñol

Maria Ribas Siñol

Adjunta a la Dirección de Salud Mental
Parc Sanitari Sant Joan de Déu