Una app para luchar contra el ciberbullying

La aplicación b-resol permite alertar, escuchar y acompañar en la resolución de conflictos en el entorno educativo
Maria Teixidor Jufresa
Maria Teixidor Jufresa
Asesora estratégica y cofundadora
b-resol
Josep Fígols Marín,
Josep Fígols Marín
CEO y cofundador
b-resol
ciberbullying

Crecer siempre ha sido un reto. Y dentro de los retos que se nos plantean a lo largo de nuestra vida, están las agresiones, más o menos duras, que recibimos por parte de los demás. Agresiones físicas, verbales, psicológicas… Identificarlas y saber darles la respuesta justa, es el aprendizaje que nos llevamos en nuestra mochila de la experiencia una vez las hemos superado.

No podemos evitar que algún tipo de agresión nos afecte: ya sea porque la sufrimos directamente o porque la sufren personas que están a nuestro alrededor. Por eso, cuando detectamos algo que no nos gusta, que nos produce cierto rechazo, tenemos que poder poner esa sensación en común con las personas de nuestra confianza. Amigos, familiares, tutores, profesores… Estas personas son las que nos ayudan a poner nombre a las cosas que nos molestan, a que las conozcamos bien y, para empezar, a que las identifiquemos.

Identificadas, las cosas dan menos miedo. Saber nos ayuda a comprender, a situar las cosas, a buscar soluciones y a plantarse delante de la realidad para decidir cómo le hacemos frente.

Todo este proceso de identificación y respuesta necesita una cosa muy importante: una buena comunicación. La que se genera cuando lanzamos un mensaje, la persona adecuada lo recibe, nos escucha, responde y nos acompaña en el proceso de resolución de nuestra duda, de nuestro problema, de nuestra angustia.

Lanzamos mensajes y nos comunicamos de manera muy diversa: dirigiéndonos a alguien con una pregunta, acercándonos a esta persona con una mirada, dejando caer una lágrima, respondiendo con una sonrisa, abrazándonos, hablando…

Estos tiempos de COVID han hecho más difícil la buena comunicación. Se nos ha limitado el contacto social y las mascarillas han escondido expresiones faciales que en otros momentos nos permitían captar el estado de ánimo de nuestros compañeros… o expresar el nuestro. Nos sentimos aislados. Afortunadamente, pero, también son tiempos de herramientas tecnológicas que tenemos que dominar para ponerlas al servicio de nuestro crecimiento.

La tecnología es otra forma de entablar una conversación. ¿Cuántas veces lo hemos hecho a través de un mensaje de texto en cualquier de los canales o redes sociales que tenemos al alcance?

Cuando detectamos que nuestros dispositivos eran canales de comunicación privilegiados entre las personas y, sobre todo, entre los adolescentes, y entre adolescentes y adultos, decidimos que esta tenía que ser la herramienta adecuada para afrontar, entre otras, un tipo de agresión en concreto: la ciberagresión, el ciberacoso, el ciberbullying.

Si las redes traen consigo «mal rollo» 24 horas al día, 7 días a la semana, también tenemos que poder utilizarlas para generar «buen rollo» o, al menos, para ubicar en ellas ciertos elementos que actúen como salvavidas a los que poder agarrarnos en el mar revuelto de Internet, que a menudo parece ahogarnos… y de aquí nació la app b-resol.

¿Cómo funciona la app?

b-resol interpela toda la comunidad para ser usada solo en caso de necesidad. De uso intuitivo, eficaz, seguro, es la apuesta de los colegios más dispuestos a actuar para proporcionar a la comunidad educativa entornos saludables en los que el talento se pueda desarrollar hasta conseguir la plenitud. Esto es lo que, sin duda alguna, merecéis todos los adolescentes y que es el motivo por el que trabajáis todos los docentes.

 

App B-resol

Para los adolescentes, b-resol es un botón virtual, en forma de app que se activa haciendo un clic. Una vez pulsado, ese botón os pide el código de vuestro centro educativo. Una vez introducido, os abre las puertas al canal de comunicación del centro: de forma confidencial, anónima (si queréis) y, sobre todo, segura:

  1. Lo primero que veréis son las personas de vuestro centro que pueden recibir vuestro mensaje. Os toca escoger aquella persona que os genera más confianza, o la que consideráis más adecuada para tratar el caso concreto que tenéis que exponer. Solo ella recibirá el mensaje, de modo que tenéis la garantía que no será leído por nadie más.
  2. Una vez escogida la persona, pasaréis a una pantalla en la que, en un cuadro de texto, podéis escribir, con vuestras propias palabras, la situación que estáis sufriendo o la que está sufriendo alguna persona cercana. Si esta agresión la recibís o la detectáis vía redes sociales (comentarios, mensajes directos, fotografías…) también podéis adjuntar a vuestro texto una imagen que ilustre los hechos.
  3. Cuando enviáis el mensaje, la app os preguntará si os queréis identificar o si queréis enviarlo de manera anónima: si os identificáis, pensad que la información que estáis enviando sigue siendo confidencial, de modo que nadie os molestará por el hecho de haber enviado el mensaje. La persona que habéis escogido como interlocutora tendrá esta información para poder encontrar espacios, fuera de la app, para hablar con vosotros si es necesario. Si no os identificáis, la persona que habéis escogido como interlocutora no tendrá más información que la que habéis escrito en el mensaje. Seguramente, será suficiente para actuar, pero tened siempre presente que debéis dar los detalles necesarios para que vuestro interlocutor pueda atender vuestra alerta de la mejor forma posible.
  4. Una vez enviado el mensaje, el sistema os dirá, mediante un chat, que se ha recibido. No quedará ninguna copia en vuestro dispositivo, así nos aseguramos que, si alguien accede a él, no podrá saber qué habéis dicho o qué habéis contado. De este modo, garantizamos totalmente la confidencialidad.

Si vuestro centro tiene habilitada la función de chat, la persona que habéis escogido como interlocutora os podrá escribir a través de esta vía para resolver cualquier duda que tenga. Incluso si habéis enviado el mensaje de forma anónima. Es totalmente seguro, completamente encriptado.

¿Y si no tenéis móvil? Pues b-resol tiene una versión web: también podéis acceder a esta web para enviar vuestro mensaje, a pesar de que, en este caso, no podréis mantener ningún chat.

En cualquier caso, una vez enviado el mensaje, debéis ser conscientes de que habéis hecho lo más importante: ¡habéis empezado la conversación! Os habéis convertido en un agente activo de la comunidad escolar. Un agente que cuida del bienestar colectivo, un poderoso agente de cambio.

Porque sólo la información permite la acción. Sólo la información permite combatir el miedo. Actuar sobre la realidad que nos rodea y provocar cambios.

Para los docentes,  b-resol es un entorno de gestión web interno, seguro y confidencial, de un uso muy intuitivo, que os permite recibir, gestionar y documentar las acciones que lleváis a cabo a partir del clic recibido.

  • Una vez gestionado el conflicto, el sistema genera de forma automática un informe interno de cada clic: un documento que acredita vuestra diligencia en esta gestión tan importante.
  • En este entorno web de b-resol, los docentes también podréis categorizar el tipo de conflicto que gestionáis, de modo que b-resol os permitirá extraer a posteriori estadísticas relativas a vuestro centro, que son muy relevantes a la hora de decidir y tomar medidas de mejora y de prevención.
  • Desde este entorno web, podéis chatear con la persona que os ha enviado el clic desde la app b-resol, aunque este sea anónimo, ya sea para pedir más información, animar a la persona alertadora o para informar de las acciones llevadas a cabo.

Este entorno de gestión web interno de b-resol es una excelente herramienta para la figura del Coordinador/a de Bienestar y Protección, a día de hoy obligatoria en los centros educativos de acuerdo con lo que exige la nueva ley de Protección de la Infancia.

Y ya terminamos. Los adultos hemos sido jóvenes hace unos años. Hemos pasado por lo que estáis pasando ahora vosotros. Os damos la mano en esta maravillosa aventura de crecer. Y queremos hacerlo con la ayuda de todos los medios que tenemos a nuestro alcance, incluidos los tecnológicos. Generando buenas conversaciones que os aporten valor, confort, y un montón de aprendizajes porque en un futuro, cuando los adolescentes que vendrán os miren a los ojos, podáis entender qué os están diciendo, podáis darles la mano y acompañarles en esta cadena infinita de transmisión de valores que es la humanidad.

Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 15 de Marzo de 2022
Última modificación: 15 de Marzo de 2022
Colectivos
Maria Teixidor Jufresa

Maria Teixidor Jufresa

Asesora estratégica y cofundadora
b-resol
Josep Fígols Marín,

Josep Fígols Marín

CEO y cofundador
b-resol