www.som360.org/es

Guía rápida de bienestar emocional y resiliencia

Las claves para entender la resiliencia y cómo nos ayuda al bienestar
Alazne Aizpitarte Gorrotxategi
Dra. Alazne Aizpitarte Gorrotxategi
Psicóloga facultativa en el Área de Salud Mental
Hospital Sant Joan de Déu Barcelona
Adolescentes en un parque

El bienestar emocional es la experiencia subjetiva de sentirse en armonía con uno mismo y con los demás. Cuando tenemos la capacidad de gestionar eficazmente las emociones, de mantener relaciones saludables tanto con uno mismo como con los demás y cuando nos sentimos capaces de adaptarnos a los desafíos de la vida, podemos lograr bienestar emocional. Realmente, se trata de lograr un equilibrio y una coherencia entre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos.  

La vida está repleta de retos y desafíos que nos generan estrés y malestar. Para lograr el bienestar emocional tendremos que aprender a normalizar que las emociones desagradables son parte de la vida, y que parte del aprendizaje es tolerar el malestar que nos generan estas situaciones y eventos difíciles, estresantes o adversos, de tal manera que podamos aprender de ellos, en vez de sentirnos superados y vencidos por ellos.

El bienestar emocional y la resiliencia son conceptos íntimamente ligados. La manera de lograr bienestar emocional es fomentando la capacidad de resiliencia de las personas, de las familias y de los contextos que los rodean, por ejemplo, centros educativos, comunidad de vecinos, servicios sanitarios y sociocomunitarios. Cuanto más resilientes somos y más resiliente es nuestro contexto, tenemos una menor probabilidad de desarrollar problemas de salud mental y una mayor probabilidad de tener un estado de bienestar psicológico.

La resiliencia es la capacidad de las personas para adaptarse a los diferentes retos vitales, mantener el equilibrio psicológico en momentos difíciles, así como superar situaciones adversas o eventos muy dolorosos. Una persona será resiliente cuando sea capaz de enfrentar los retos y desafíos de las diferentes etapas de la vida, aprender de ellos y salir fortalecido en lugar de ser vencido por las circunstancias. Implica, por tanto, desarrollar habilidades y estrategias saludables para afrontar el estrés y las dificultades y adversidades de la vida. La resiliencia implica una serie de habilidades socioemocionales.

Habilidades que promueven la resiliencia

  • Conciencia emocional. La autoidentificación emocional es la capacidad de reconocer y entender las propias emociones. Implica ser consciente de cómo te sientes en determinadas situaciones, comprender la gama de tus emociones y ser capaz de expresarlas y gestionarlas de manera saludable. 
  • Regulación emocional. Es la habilidad de gestionar de manera consciente las propias emociones. Implica la capacidad de reconocer, comprender y manejar las reacciones emocionales en diversas situaciones. Permite a adaptarse de manera efectiva a circunstancias difíciles, tomar decisiones conscientes y mantener relaciones interpersonales saludables. 
  • Autoestima sana. La autoestima sana se refiere a tener un sentido equilibrado y realista de valía personal. Implica aceptarse a uno mismo, tener confianza en las propias habilidades, establecer límites saludables y mantener una actitud positiva hacia uno mismo, sin caer en la arrogancia ni en la autocrítica excesiva.
  • Autoeficacia. Es la creencia en la propia capacidad para llevar a cabo tareas específicas y alcanzar metas. Es la confianza en que se pueden enfrentar exitosamente los desafíos y superar obstáculos. Es clave en el logro de metas y en la capacidad para influir en el entorno. 
  • Empatía. Es la capacidad de comprender y compartir los sentimientos y perspectivas emocionales de otra persona. Implica ponerse en el lugar del otro, validar su experiencia emocional y mostrar comprensión sin juzgar. 
  • Asertividad. Es la habilidad de expresar los pensamientos, deseos, y necesidades de manera clara, honesta y respetuosa, al mismo tiempo que reconoces y respetas los derechos y opiniones de los demás. Implica comunicarse de manera firme pero amable, estableciendo límites de manera efectiva. 
  • Mindfulness. El mindfulness, o atención plena, es la práctica de estar enfocado en el momento presente de manera intencional, sin juzgar. Implica prestar atención a las experiencias, pensamientos y emociones presentes, sin distraerse por el pasado o preocuparse por el futuro.
Habilidades que promueven la resiliencia

La resiliencia y el entorno 

El entorno tiene una gran influencia en las capacidades y habilidades de las que depende la persona para ser resiliente, ya que las personas nos desarrollamos en interacción con nuestro entorno y a lo largo de la vida. Investigadores prominentes en el campo de la resiliencia comunitaria enfatizan la importancia de que el contexto sociocomunitario y cultural sea resiliente. Los factores contextuales como la cultura, la comunidad y entorno social y económico, tienen un impacto significativo en la forma en que las personas se enfrentan a las dificultades y afrontan los desafíos vitales. Estos científicos abogan por un enfoque centrado en las fortalezas del contexto y de los recursos ya existentes, en vez de focalizar en las deficiencias del contexto. Esto implica adaptar las estrategias de intervención para que sean sensibles a las realidades específicas de las personas y comunidades. 

El bienestar en la adolescencia 

Tienes que saber que la adolescencia y el inicio de la juventud es un periodo evolutivo lleno de nuevos retos y desafíos. Se trata de una etapa de gran vulnerabilidad y que es muy sensible al cambio. Por esto, el fomento del bienestar emocional y de las habilidades que promueven la resiliencia cobran gran relevancia, ya que puede ser la clave para que puedan enfrentar su día a día sin que llegue a salpicar en la salud mental. La resiliencia se considera el antídoto para los problemas de salud mental y promovedor del bienestar psicológico. Además, es determinante para la entrada y el inicio de la adolescencia, ya que sabemos que la mitad de los problemas de salud mental se inician antes de los 14 años. Por tanto, es necesario desarrollar iniciativas que mejoren la salud mental de la población joven basadas en la resiliencia.

Considero que he aprendido algo después de leer este contenido.
Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 12 de Febrero de 2024
Última modificación: 12 de Febrero de 2024
Alazne Aizpitarte Gorrotxategi

Dra. Alazne Aizpitarte Gorrotxategi

Psicóloga facultativa en el Área de Salud Mental
Hospital Sant Joan de Déu Barcelona