8 mitos sobre el maltrato infantil

Derribemos las falsas ideas sobre qué es el maltrato ejercido sobre niños y adolescentes
SOM Salud Mental 360
Redacción
SOM Salud Mental 360
maltrato infantil

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el maltrato infantil como los abusos y la desatención de los que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial u otros tipos que causan o pueden causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia en el ámbito de la pareja también se incluye en las formas de maltrato infantil.

Según datos de Infancia en Datos (Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030), la población menor de 18 años víctima de violencia familiar aumentó un 62% entre 2009 y 2019, con una cifra de 6.827 menores afectados, especialmente niñas. Cuando hablamos de víctimas de delitos contra la libertad y la indemnidad sexual, hablamos de 5.896 casos en 2019, un aumento del 70% en relación a diez años antes.

El maltrato infantil y los abusos a la población infantil y adolescente es un problema social de difícil detección, especialmente en edades tempranas. Un problema estructural que tiene un componente cultural importante en entender el propio concepto de lo que significa el maltrato. Esto hace que el maltrato infantil ejercido en el hogar sea común y habitual. Según Save the Children, más del 25% de los niños y niñas en España han sido víctimas de maltrato por parte de sus padres, madres o cuidadores principales y menos del 10% de los casos se llega a denunciar.

Esta misma organización recogió en una encuesta la percepción de la población española sobre el maltrato infantil y obtuvieron las siguientes conclusiones:

  • El 83,3% no considera violencia dar un cachete como castigo, el 36,9% piensa que no es violencia no responder a las necesidades de afecto
  • el 17,1% cree que insulta, amenazar o descalificar no es malo
  • el 8,6% no valora como maltrato dar golpes con pies, puños con objetos como cinturones.

Una de las primeras cosas a erradicar son los mitos relacionados con el maltrato infantil y que están recogidos en el informe Más me duele a mí, de Save the Children.

Los mitos del maltrato infantil:

  1. El maltrato infantil es un fenómeno poco frecuente en nuestro país.
    Los estudios demuestran que los niños y niñas son más victimizados que los adultos en todos los países del mundo. En España se estima que más del 25% de los niños y niñas han sido víctimas de maltrato infantil por parte de sus cuidadores.
  2. El maltrato infantil solo se da en familias de nivel socioeconómico bajo.
    La violencia hacia la infancia se encuentra en todas las clases sociales, sin embargo, en el nivel socioeconómico alto ésta se encuentra más invisibilizada. Los factores de riesgo sociales y familiares no son determinantes ni excluyentes de otros niveles sociales y modelos familiares.
  3. Los niños y las niñas necesitan mano dura, puesto que de otra manera no aprenden.
    Dichos populares como: «La letra con sangre entra» o «Un cachete a tiempo, soluciona muchos problemas». El empleo del castigo corporal como método de disciplina o crianza provoca reacciones agresivas que aumentan la frecuencia y gravedad de los conflictos en la familia. Una disciplina basada en principios democráticos y no violentos genera conductas cooperadoras de los hijos e hijas.
  4. Todas las personas que son víctimas de violencia en la infancia serán maltratadores en el futuro.
    No todas las personas que han sido víctimas en su infancia serán maltratadoras, ni tampoco todas las personas que maltratan a sus hijos e hijas han sido maltratadas en su infancia. A pesar de constituir un factor de riesgo, no podemos olvidar que el ciclo de la violencia se puede romper y que existen muchos casos que demuestran la capacidad de resignificar las vivencias violentas para transformarlas en un crecimiento positivo.
  5. Los progenitores cuidan y protegen a sus hijos e hijas de forma instintiva.La parentalidad está compuesta por una serie de comportamientos que se pueden aprender. Muchas personas no saben cómo atender de forma adecuada a sus hijos e hijas, por lo que necesitan apoyos y formación parental.
  6. El maltrato infantil en el ámbito familiar es perpetuado principalmente por la figura paterna.
    Los estudios ratifican que tanto hombres como mujeres en su rol de cuidadores ejercen malos tratos hacia los niños y niñas en el ámbito familiar, en todas sus formas.
  7. Sólo los cuidadores con trastornos mentales o abuso de drogas y alcohol maltratan a sus hijos e hijas.
    A pesar de que la depresión, ansiedad y abuso de sustancias constituyen factores de riesgo en el maltrato hacia los niños y niñas, no todas las personas con este tipo de patologías agreden a sus hijos e hijas.
  8. El maltrato infantil es grave solo si es físico.
    El maltrato físico es el que, al dejar huellas visibles, suele ser el más conocido, el que genera más atención y el más notificado. Sin embargo, otros tipos de victimización tales como la negligencia emocional pueden acarrear secuelas graves en el desarrollo del menor y, por ende, también requieren ser tratadas.
Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 31 de Mayo de 2022
Última modificación: 31 de Mayo de 2022
Colectivos