1 de cada 5 ciudadanos ha tenido miedo de morir por la COVID-19

Los problemas de insomnio, cansancio o dolor de cabeza han sido los más frecuentes
SOM Salud Mental 360
Redacción
SOM Salud Mental 360
encuesta CIS

La pandemia de la COVID-19 está teniendo impacto en el bienestar general de la población, que expresa tener problemas de insomnio, cansancio o dolor de cabeza. Así lo revela la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizada a más de tres mil personas el pasado mes de febrero.

La encuesta recoge la presencia de un malestar físico o mental a causa de la pandemia. Un 41,9% de las personas encuestadas han tenido problemas de sueño, mientras que más de la mitad, un 51,9%, confiesa sentirse cansado o con pocas energías. El dolor de cabeza parece ser una dolencia presente en un 38,7% de las personas preguntadas, que también apuntan síntomas como taquicardias, mareos o desmayos.

El miedo a fallecer por culpa del virus sigue presente en la población, especialmente en la franja de los 55 a 65 años, aunque este sentimiento es menor en comparación a los datos de noviembre de 2020, fecha de la anterior encuesta. Se ha pasado de manifestar mucho o bastante miedo en un 58,4% en noviembre a un 23,4% en estos momentos.

El miedo también está presente en la posibilidad de perder a un ser querido por COVID-19, expresado como un sentimiento alto en un 68,6% de las personas participantes en el estudio. Aún más alto es el porcentaje cuando hablamos de la preocupación por contagiar al entorno cercano y que expresan tres de cada cuatro personas.

Más de un tercio ha llorado por la pandemia

Un 35,1% de la ciudadanía ha llorado por la situación pandémica. Una situación que ha provocado preocupación al 79% y desgana o poco placer en realizar actividades. Un 21,5% siente decaimiento, depresión o desesperanza, otro 21,8%  describe nerviosismo, ansiedad o mucha alteración y un 14,2% asegura sentirse incapaz de parar o controlar las preocupaciones.

Pese a esta preocupación, sólo el 15% asegura que ha tenido ataques de ansiedad o pánico. 

Las personas encuestadas admiten que la pandemia ha supuesto también cambios en los menores de edad:

  • Un 72,7% dice que éstos han sufrido cambios de humor.
  • Un 78,6% reporta cambios en los hábitos de vida.
  • Un 30,4% admite problemas para dormir.

Desde que comenzó la pandemia un 6,4% de los población ha acudido a un servicio de consulta psicológica o psiquiátrica, sobre todo por trastornos depresivos o de ansiedad. A un 5,8% de la población se le han prescrito psicofármacos, como ansiolíticos, antidepresivos y reguladores del sueño.

La ansiedad y la depresión han sido un común denominador para estas personas que manifiestan malestar emocional, con una presencia del 79,2% de las patologías mentales manifestadas.

Publicación
10 de Marzo de 2021
Última modificación
10 de Marzo de 2021
Colectivos
Ciudadanía
Temas
Confinamiento
COVID-19
Cefalea
Insomnio
Llanto
Ansiedad
Cansancio
Estrés
Miedo
Tristeza
SOM Salud Mental 360

Redacción

SOM Salud Mental 360