Secuelas emocionales en personas con afectación pulmonar postcovid

Las consecuencias físicas del llamado COVID-19 persistente tienen un impacto emocional
Dr. Cristina Caupena Auledas
Dra. Cristina Caupena Auledas
Adjunta del Servicio de Pneumología
Parc Sanitari Sant Joan de Déu
secuelas covid
Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.

El 31 de enero del 2020 se diagnosticó el primer caso de infección por SARS-COV2 o enfermedad por coronavirus (COVID-19) en España, a este caso le siguieron miles de casos más. De estos miles de personas afectadas, un 20% sufrió una neumonía bilateral y necesitó ingresar en los hospitales, colapsando todos los hospitales del territorio.

Ahora sabemos que la enfermedad por coronavirus deja secuelas físicas que todavía no acabamos de saber cómo evolucionarán. Algunas de las más importantes afectan los pulmones. Nos encontramos casos leves como la bronquiolitis, que es la inflamación de los bronquios más pequeños, o casos más graves como la fibrosis pulmonar, que es el endurecimiento del tejido pulmonar.

Estas secuelas físicas, pero, son mucho más ya que conllevan asociadas consecuencias emocionales que aparecieron desde el inicio de la pandemia, con la pérdida de relaciones sociales por el confinamiento y las restricciones sociales, sufrir la propia enfermedad o la pérdida de un ser querido, a menuda sin poder despedirse de forma adecuada.

Las secuelas físicas de la COVID-19, aunque sean leves, son emocionalmente perjudiciales. Las personas que las sufren, a pesar de no haber necesitado un largo ingreso hospitalario, se encuentran en una situación en la que tienen un fatiga muy importante y, sobre todo, sensación de ahogo y tos que les dificulta llevar una vida normal. La mayoría de estas personas son jóvenes, de entre 40 a 65 años, y están activas tan personal como laboralmente. La aparición de este cansancio, sensación de ahogo y tos les ha impactado de forma importante en su bienestar emocional ya que no pueden hacer con total normalidad sus tareas cotidianas.

El impacto emocional de depender del oxígeno para vivir 

Este impacto emocional se multiplica cuando hablamos de la secuela respiratoria más grave, la fibrosis pulmonar postcovid. Se trata de una afectación todavía desconocida en la neumología y de la cual no sabemos todavía cómo evolucionará. La investigación que se está haciendo en todas partes, seguro que nos dará respuestas dentro de un tiempo.

Lo que sí sabemos es que la aparición de la fibrosis no depende de la gravedad de dicha enfermedad, ya que hay personas que necesitaron respiración por ventilación mecánica y no han tenido secuelas físicas mientras que otras que estuvieron menos graves han desarrollado esta fibrosis pulmonar.

Con una fibrosis pulmonar postcovid, la vida cambia completamente. Se pasa de tener una vida normalizada a tener una insuficiencia respiratoria y con dependencia de una fuente de oxígeno. Aceptar esta realidad inesperada, especialmente en personas sanas, y adaptar su entorno y la propia actividad a esta enfermedad no es un proceso fácil ni corto.

Al fin y al cabo, se trata de una enfermedad altamente discapacitante que hace replantearse aspectos vitales, desde el propio hogar, que quizás no tiene las condiciones adecuadas, al propio proyecto de vida.

Se trata pues, de un impacto enorme sobre la vida de las personas y que los diferentes profesionales vamos captando en nuestros seguimientos y controles.

Aparecen delante nuestro muchos retos, no sólo de conocimiento de la propia enfermedad y su evolución sino también para conseguir acompañar estas personas en su proceso de recuperación.

Las afectaciones postcovid pueden ser múltiples, desde leves a graves, pero todas ellas tienen en común un componente de afectación emocional que, a veces, puede ser difícil de gestionar cuando no tenemos todas las respuestas.

Se trata de un reto compartido por los profesionales de la salud pero también por los profesionales del ámbito social. Entre todos, desde nuestras distintas especialidades, debemos trabajar juntos para garantizar, con sensibilidad y comprensión, que estas personas se sienten acompañadas en este proceso que nos implica a todos.

Publicación
10 de Mayo de 2021
Última modificación
10 de Mayo de 2021
Colectivos
Persona atendida
Temas
COVID-19
Enfermedades crónicas
Cansancio
Dr. Cristina Caupena Auledas

Dra. Cristina Caupena Auledas

Adjunta del Servicio de Pneumología
Parc Sanitari Sant Joan de Déu

Destacamos

investigación salud mental
Artículo

Investigar para avanzar

Determinar el impacto de la COVID-19 en la salud mental de la ciudadanía es una prioridad
Autocuidado profesionales
Blog

Pautas de autocuidado para profesionales de la salud y del sector social

En plena tercera ola de la COVID-19, es básico cuidarse para poder cuidar
mujeres y covid19
Artículo

La pandemia de la COVID-19 y la salud mental de las mujeres

Es necesario promover cambios sociales que conduzcan a una sociedad libre de prácticas discriminatorias contra las mujeres
Investigación salud mental
Hacia una nueva normalidad

La investigación en salud mental y COVID-19

La digitalización en la asistencia en salud mental
Las tecnologías como aliadas

La digitalización en la asistencia en salud mental

Joan Alvaros
Entrevista

«Es fundamental que la salud mental se introduzca en espacios no sanitarios»

politicas salud mental
Hacia una nueva normalidad

Las políticas de salud mental en el mundo

Salud física mujeres
Artículo

Las mujeres con trastorno mental severo tienen peor salud física

Es necesario ofrecer una atención diferencial a los problemas de estas mujeres
Dr. Wolfgang Rutz
Entrevista

«El destino de las personas mayores debe ocupar el lugar que merece en todas las agendas políticas»

Jaume Funes Artiaga
Entrevista

«Ocuparse de los adolescentes es educar miradas»