Trastorno de la conducta alimentaria

¿Los familiares tenemos la culpa?

Es muy frecuente que las familias se sientan culpables si un hijo o una hija desarrolla un trastorno de la conducta alimentaria y analicen «si no le hubiera dicho esto...», «si no lo hubiera presionado en aquello...». Ninguna de estas situaciones influye como causa única para desarrollar la enfermedad. Es muy importante superar este sentimiento de culpa para ser capaz de ayudar a la persona afectada como lo necesita.