Familiar

¿Cómo pueden los profesionales ayudar a las familias en el tratamiento del TCA?

En las unidades de trastornos de la conducta alimentaria a menudo se realizan intervenciones familiares dirigidas por trabajadoras y educadoras sociales. Estas intervenciones son incluidas en el tratamiento de aquellos niños y niñas o adolescentes que presentan unas características en concreto: relaciones familiares bastante deterioradas o conflictos persistentes que afectan de manera periódica a la dinámica familiar. El objetivo principal es acompañar a las familias en el proceso de adaptación que tienen que llevar a cabo a raíz de la aparición del trastorno de la conducta alimentaria, teniendo en cuenta el tratamiento y utilizando todos los recursos personales y materiales existentes.

Se trabaja para favorecer la comunicación y la expresión de las emociones, ofreciendo un espacio de diálogo adecuado y seguro, y motivando a los participantes a que reflexionen sobre cómo son sus relaciones para intentar llegar a acuerdos y reforzar vínculos. Además, se promueve una intervención sistémica en la que se incluye a todo el núcleo familiar. Las intervenciones se realizan en diferentes espacios del hospital o en el contexto natural de las familias, es decir, en sus domicilios.