Trastorno de la conducta alimentaria

¿Qué debe hacer el profesorado si sospecha que un alumno o una alumna puede tener un trastorno de la conducta alimentaria?

Se recomienda hablar con la persona de aquello que la inquieta y comunicarle aquellos cambios que han despertado una preocupación en nosotros con serenidad, sin hacer ningún juicio y ofreciéndole un espacio de confidencialidad. Puede ser que la persona niegue que le está sucediendo aquello que hemos observado o que necesita ayuda. En cualquier caso, hay que animarla a hablar con su familia y a pedir ayuda a un profesional de la salud. Es importante ofrecerle la posibilidad de que ella misma sea quien lo comunique a la familia, si hace falta, con el apoyo de alguien de confianza de la escuela. Si no quiere, le tendremos que informar que será el centro educativo quien lo haga para velar por su salud.